Metodología

Ejes

Los ejes del modelo de educación y gestión escolar para el desarrollo sustentable atraviesan todo el programa desde que se inicia hasta que se evalúa, es decir, que deben estar presentes en todos los pasos del programa.

Participación

El modelo de educación y gestión escolar para el desarrollo sustentablees un proceso participativo y democrático, cuyo eje central es la participación social en general, y especialmente la participación infantil en una comunidad escolar integrada a su entorno familiar y comunitario. El modelo de participación social encuentra su máxima expresión en el comité ambiental escolar (o: comité del cuidado del medio ambiente y limpieza del entorno), en el cual participan madres/padres de familia, alumn@s, maestr@s, personal de la escuela y quizá otros actores (organizaciones de la sociedad civil, autoridades, etc.). Pero no sólo se trabaja con el comité ambiental, sino con toda la comunidad escolar, pues la misión del comité es precisamente fomentar la participación de la misma en todo el proceso de sensibilización, educación y capacitación, actitudes, aptitudes y participación en el mejoramiento ambiental. Con especial interés y dedicación se promueve la participación infantil en todo el proceso,  pues entendemos a l@s niñ@s como sujetos de derechos, capaces de construirse como ciudadanos responsables de un mundo sustentable y justo. Los niños no sólo son protagonistas en su escuela, sino gestores en su familia, en la cual generan un cambio de conducta en los patrones de consumo, son promotores ambientales en la comunidad local y futuros ciudadanos con responsabilidad universal y capacidad de colaborar en la construcción de un mundo global sustentable. Para potenciar ese “ser sujeto” de niños y niñas en la transformación del ambiente que los rodea, hemos construido estrategias y herramientas que empoderan a los niños en todas las etapas del programa, desde la elaboración del diagnóstico (campaña de detectives del cambio climático), propuestas de acción, implementación, comunicación, monitoreo y evaluación de las actividades.

3.8.1

Comunicación

La comunicación es clave durante todo el programa, pues ayuda a la identificación de la comunidad escolar con su proyecto y por ende motiva la participación de todas y de todos, contribuyendo además a la transparencia y a la credibilidad. Es importante que la escuela aproveche sus medios de comunicación y/o encuentre nuevas y diferenciadas formas de informar a toda la comunidad escolar sobre las actividades del proyecto: periódicos murales, exposiciones, boletín o periódico escolar, circulares, informes, blog, página web, etc.

Se sugiere que en el comité ambiental escolar se pueda proponer un plan estratégico de comunicación con propuestas de actores clave de la escuela, y que involucre a todos los miembros de la escuela. Como en todos los demás pasos y ejes del programa, también la comunicación debe seguir una metodología participativa. Cuantos más miembros de la comunidad escolar participen en la comunicación de las actividades del proyecto, más se apropiarán del mismo, lo cual asegurará la sustentabilidad del programa en el tiempo.

3.8.2A

Capacitación continua

Para lograr que la comunidad escolar se vaya involucrando en el programa de la Escuela Sustentable, es necesario aplicar al presente modelo los pasos de educación ambiental: conciencia, conocimientos, actitudes, aptitudes y participación. Estos deben llegar – de manera directa, a través de las actividades planteadas en el proyecto ambiental escolar – a los miembros de la comunidad escolar, y trascender al ámbito de las familias y la comunidad a través de la incidencia de los niños.

3.8.3

Es por ello que el modelo contempla la capacitación continua de toda la comunidad escolar, para cumplir con los objetivos específicos del modelo:

  • Mejorar la conciencia ambiental.
  • Profundizar los conocimientos acerca de las repercusiones globales de nuestros actos locales, a través de la integración transversal de contenidos ambientales en la curricula.
  • Motivar la creatividad para encontrar alternativas sustentables para el desarrollo local.
  • Generar capacidades y habilidades para la gestión a favor del medio ambiente.
  • Proporcionar una metodología participativa que permita la sustentabilidad del programa en el espacio y en el tiempo.

Monitoreo y evaluación

El seguimiento y la evaluación participativa permite a los actores participantes en los proyectos aprender, evaluar y ajustar sus mecanismos de trabajo, con vista a una mejora continua y a que la metodología sea replicada. Una de las actividades principales del comité ambiental escolar es la coordinación del proceso de seguimiento y evaluación participativa del proyecto ambiental escolar a través del monitoreo continuo de:

3.8.4
  • Las actividades programadas, que proporciona información sobre el cumplimiento y rendimiento de las mismas.
  • Los resultados, que nos informa qué, cómo y cuánto se logró.
  • De los impactos, que nos informa sobre los cambios cualitativos y cuantitativos que se lograron a través del proyecto.
  • De la organización y participación, que nos arroja información cualitativa y cuantitativa sobre el grado de compromiso de los diferentes grupos de la comunidad escolar en la elaboración, ejecución y evaluación del proyecto, así como de la dinámica interna de la organización creada para tales propósitos.